Entrevista Clínica

En este artículo, exploraremos los diversos tipos de entrevistas clínicas en enfermería, analizando sus objetivos y proporcionando consejos prácticos sobre cómo llevar a cabo una entrevista efectiva.
Escrito por: José María Vázquez Chozas
febrero 15, 2024
Entrevista clínica

La entrevista clínica en enfermería es mucho más que una rutina de preguntas y respuestas; es un diálogo que desentraña las historias detrás de los síntomas, un acercamiento genuino a las preocupaciones y necesidades de quienes confían en nuestra atención.

En este artículo, vamos a ver desde cuáles son los objetivos de la entrevista, como preparar la entrevista, cuál es su proceso, las partes que tiene una  entrevista, los tipos de entrevista que existen, hasta sus diferentes fases, destacando la importancia de una preparación adecuada y una conexión auténtica con el paciente.

Si estás interesado en profundizar tu comprensión de tus pacientes y perfeccionar tu enfoque como enfermero, este artículo te proporcionará una visión detallada.

1. ¿Qué es la entrevista clínica en enfermería?

La entrevista clínica es una herramienta fundamental en el proceso de valoración enfermera, ya que permite establecer una relación de confianza entre el profesional y el paciente, lo que favorece la obtención de información detallada y fiable sobre su estado de salud y necesidades.

La entrevista clínica es también la primera fase del Proceso de Atención de Enfermería (PAE), ya que a partir de la información recopilada se pueden identificar los diagnósticos de enfermería y planificar los cuidados a seguir.

Durante la entrevista, el profesional de enfermería debe demostrar habilidades de comunicación para que el paciente se sienta cómodo y pueda expresarse libremente.

Es importante tener en cuenta tanto el aspecto técnico como el interpersonal, ya que ambos son fundamentales para establecer una comunicación efectiva y obtener información útil.

La entrevista clínica es un proceso complejo y dinámico que permite al profesional de enfermería recopilar información relacionada con el paciente, familia o comunidad de forma estructurada y organizada, identificar los problemas, necesidades y preocupaciones del paciente, y así poder planificar los cuidados necesarios.

 

2. Objetivos de la Entrevísta Clínica

La entrevista clínica en enfermería cumple múltiples propósitos, orientados a establecer una conexión significativa con el paciente y recopilar información esencial para guiar la atención.

Entre los objetivos clave se encuentran:

  • Construir Confianza: Fomentar un ambiente de confianza para que el paciente se sienta cómodo compartiendo información relevante.

  • Obtener Información Detallada: Recopilar datos precisos sobre la historia clínica, síntomas, preocupaciones y expectativas del paciente.

  • Identificar Necesidades y Preocupaciones: Explorar las inquietudes y requisitos específicos del paciente, incluyendo aspectos físicos, emocionales y sociales.

  • Establecer una Base para el PAE: Sentar las bases para el Proceso de Atención de Enfermería (PAE) al identificar potenciales diagnósticos y planificar cuidados específicos.

  • Promover la Comunicación Abierta: Facilitar una comunicación efectiva entre el profesional de enfermería y el paciente, fomentando un intercambio abierto de información.

La entrevista clínica, a través de estos objetivos, se convierte en un instrumento integral para proporcionar cuidados personalizados y centrados en las necesidades individuales de cada paciente.

Fases del PAE

Los objetivos de la entrevista clínica trazan el camino hacia una comprensión profunda, forjando conexiones significativas que orientan una atención de enfermería personalizada y efectiva

3. Preparación de la Entrevísta 

La fase de preparación de la entrevista clínica en enfermería es tan crucial como el propio encuentro. Para llevar a cabo una interacción efectiva y significativa, el profesional de enfermería debe abordar los siguientes aspectos:

  • Revisión de Historiales Médicos: Familiarizarse con la historia clínica previa del paciente, identificando antecedentes médicos, tratamientos previos y cualquier información relevante.

  • Contextualización del Entorno: Preparar el entorno físico para asegurar un espacio cómodo y privado que fomente la confidencialidad y la apertura.

  • Conocimiento del Propósito: Clarificar y comprender el propósito específico de la entrevista, estableciendo metas claras y objetivos para la interacción.

  • Identificación de Recursos Disponibles: Anticipar posibles recursos o información adicional necesarios durante la entrevista, facilitando respuestas precisas a las preguntas del paciente.

  • Desarrollo de Habilidades de Comunicación: Prepararse para demostrar habilidades de comunicación efectivas, asegurando una interacción fluida y empática.

La preparación meticulosa antes de la entrevista clínica establece las bases para un encuentro exitoso, donde la confianza y la comunicación abierta pueden florecer, permitiendo al profesional de enfermería abordar las necesidades del paciente de manera integral y centrada en el individuo.

4. Partes de la entrevista clínica 

1. Inicio de la entrevista

El comienzo de la entrevista clínica en enfermería marca el inicio de una conexión esencial entre el paciente y el profesional de enfermería.

Esta fase se inicia con la presentación del profesional y la identificación del paciente, seguida de una explicación clara sobre el propósito de la entrevista y la relevancia de la información a recopilar.

Es vital que el profesional de enfermería manifieste empatía, respeto y comprensión desde el principio, llamando al paciente por su nombre para establecer un tono amigable y cercano.

La atención se centra en la situación del paciente, escuchando atentamente sus inquietudes y ofreciendo un ambiente acogedor. Se busca crear un espacio donde el paciente se sienta seguro para compartir información relevante sobre su salud y situación personal.

En esta etapa, se trabaja activamente en construir un clima de confianza mediante expresiones no verbales, como una sonrisa. El profesional también puede compartir información sobre su rol y experiencia, brindando el tiempo necesario para que el paciente se sienta cómodo al expresarse.

El inicio, con una duración aproximada de 10 minutos, finaliza cuando la enfermera/o tiene una comprensión inicial del problema del paciente y este ha expresado lo que desea comunicar. Aunque el tiempo es estimado, se adapta al ritmo único de cada paciente.

Esta fase inicial representa la oportunidad para establecer una conexión sólida y asegurar que el paciente comprenda el propósito de la entrevista. Se aconseja concluir con un breve resumen, aclarando dudas y resaltando los puntos más relevantes para reforzar la comprensión mutua.

2. Cuerpo de la entrevista

El cuerpo de la entrevista clínica, la parte central y más extensa, es donde se crea la conexión empática con el paciente y se lleva a cabo la recopilación de datos esenciales.

Durante esta fase, el profesional de enfermería despliega interés genuino, empatía y habilidades de comunicación efectiva. La meta es obtener una comprensión detallada del estado de salud del paciente.

Priorizando las necesidades del paciente, se presta atención a sus preocupaciones, problemas y requerimientos. Se utilizan preguntas abiertas para fomentar la expresión libre del paciente, evitando aquellas que sugieran respuestas específicas y respetando su ritmo en la conversación.

El abanico de temas abordados es amplio e incluye el historial médico, el estilo de vida, antecedentes familiares, síntomas, tratamientos previos y cualquier detalle relevante para la valoración.

Una actitud empática y de escucha activa se convierte en piedra angular en esta etapa. Estas cualidades no solo fortalecen la relación de confianza con el paciente, sino que también facilitan la recopilación efectiva de información relevante.

La privacidad y confidencialidad del paciente son elementos sagrados a considerar en cada momento de la entrevista clínica, subrayando el respeto hacia la individualidad y la protección de la información personal.

3. Cierre de la entrevista

El cierre de la entrevista clínica en enfermería es una fase esencial que marca la conclusión del proceso de valoración y la despedida del paciente.

Durante esta etapa, el profesional de enfermería se asegura de haber abordado todos los puntos cruciales y resuelto todas las dudas que pueda tener el paciente.

Para iniciar el cierre, el enfermero resume los datos recopilados durante la entrevista, asegurándose de haber comprendido correctamente la información proporcionada. Además, se brinda la oportunidad al paciente para expresar cualquier otro asunto que desee abordar antes de finalizar la sesión.

Es fundamental que el enfermero demuestre empatía y respeto hacia el paciente durante este momento, agradeciéndole por su colaboración y dedicándole el tiempo necesario para responder a cualquier pregunta o inquietud.

Finalmente, se asegura de que el paciente comprenda las próximas etapas del proceso. Esto incluye explicar qué sucederá después de la entrevista clínica y cómo se utilizarán los datos recopilados para planificar y proporcionar los cuidados adecuados.

El cierre no solo es una despedida, sino también un puente hacia la continuidad de la atención y el seguimiento del paciente.

Entrevista clínica

5. Tipos de entrevista clínica

Dentro de las entrevistas, se encuentran diversos tipos, cada uno con objetivos particulares. A continuación, vamos a ver estas distintas formas de interacción para comprender cómo se aplican en diferentes contextos y necesidades.

1. Según sus objetivos

  • Entrevista Operativa: La entrevista operativa se caracteriza por tener objetivos previamente establecidos y estructurados. Se planifica con antelación, centrándose en aspectos concretos de la situación del paciente. Este enfoque permite obtener información específica y detallada, contribuyendo significativamente al proceso de valoración y planificación de cuidados de enfermería.
  • Entrevista Diagnóstica: Por otro lado, la entrevista diagnóstica tiene como objetivo la detección de necesidades y problemas, así como la elaboración del diagnóstico. Se lleva a cabo para obtener una visión integral del estado actual del paciente, incluyendo la evaluación de signos y síntomas, la revisión de la historia médica y familiar, y la identificación de factores de riesgo.

2. Según el método de entrevista

  • Entrevista libre o no estructurada: Se formulan preguntas que dan libertad al paciente para hablar libremente. Se utiliza en situaciones en las que el paciente necesita expresarse libremente, sin guías ni restricciones, como en el caso de pacientes con trastornos psicológicos o emocionales.
  • Entrevista estructurada o dirigida: El profesional dirige la entrevista mediante un guion prefijado o cuestionarios con preguntas cuyo orden y forma están predeterminadas. Se utiliza para recopilar información específica y detallada sobre un problema de salud concreto, y su estructura permite una comparación entre diferentes pacientes. Esta técnica es muy útil para la realización de estudios epidemiológicos y de investigación.
  • Entrevista semiestructurada o semidirigida: Se utilizan tanto preguntas abiertas como cerradas y ofrece mayores posibilidades y mejores resultados. El entrevistador dispone de un guion prefijado con preguntas específicas, pero también puede formular preguntas abiertas para profundizar en aspectos concretos. Suele ser el tipo de entrevista más utilizado

3. Según el receptor de los cuidados

  • Dual: Intervienen solo el profesional y el paciente. Es la más común y se realiza de forma individual. El profesional sanitario se centra en el paciente, su historia clínica y necesidades de salud.
  • Múltiple o Grupal:  Se lleva a cabo con varios receptores de los cuidados, como la familia, el equipo de enfermería, cuidadores, etc. Se trata de un enfoque colaborativo que permite obtener una perspectiva más amplia de la situación de salud del paciente.

4. Según el canal de comunicación

  • Cara a cara directa: Es la entrevista más tradicional en la que el paciente y el profesional de enfermería se encuentran en la misma habitación y se comunican verbalmente de forma directa y presencial.
  • Cara a cara virtual: Se trata de una entrevista que se realiza a través de una plataforma virtual que permite la comunicación en tiempo real entre el profesional de enfermería y el paciente. Puede realizarse mediante videoconferencia o chat.
  • Escrita virtual: En este caso, la entrevista se realiza mediante el intercambio de mensajes escritos a través de una plataforma virtual. Este tipo de entrevista puede ser útil para pacientes que prefieren comunicarse por escrito o que tienen dificultades para comunicarse verbalmente.
  • Telefónica: La entrevista se realiza a través de una llamada telefónica entre el profesional de enfermería y el paciente. Este tipo de entrevista puede ser útil para pacientes que no pueden desplazarse al centro de salud o que prefieren hablar por teléfono.

6. Preguntas durante la entrevista clínica

Para poder llevar a cabo la entrevista, bien sea en una entrevista dirigida o libre, existen varios tipos de preguntas. que detallamos a continuación.

Preguntas abiertas

Las preguntas abiertas son aquellas que permiten una respuesta amplia y detallada del paciente, sin limitar su respuesta a una opción concreta.

Estas preguntas se caracterizan por iniciar con palabras como: «¿cómo?», «¿por qué?», «¿cuál?», «¿qué?» y «¿dónde?», entre otras.

Las preguntas abiertas son muy útiles durante la entrevista clínica, ya que permiten al paciente expresar sus sentimientos, preocupaciones, necesidades y opiniones en detalle.

De esta manera, el profesional de enfermería puede obtener información más completa y precisa sobre el estado de salud del paciente, su historia clínica, antecedentes familiares, entre otros aspectos importantes para la valoración enfermera.

Algunos ejemplos de preguntas abiertas pueden ser:

  • ¿Cómo se siente en este momento?
  • ¿Cuáles son sus principales preocupaciones en relación a su salud?
  • ¿Qué ha hecho para aliviar sus síntomas?
  • ¿Qué cambios ha notado en su estado de salud recientemente?
  • ¿Cómo ha afectado su enfermedad a su vida diaria?
  • ¿Qué le preocupa más en relación a su estado de salud?
  • ¿Cómo se ha sentido en situaciones similares en el pasado?
  • ¿Qué le gustaría que le ayudáramos a mejorar en su estado de salud?

Estas preguntas permiten al paciente responder con una frase y que profundice en sus explicaciones, sentimientos o en la descripción de temas que le preocupan.

Preguntas cerradas

Las preguntas cerradas son aquellas que se responden con opciones concretas y específicas, como «sí» o «no», o con respuestas numéricas o de elección múltiple.

A diferencia de las preguntas abiertas, las preguntas cerradas tienen una respuesta predeterminada y limitada.

Las preguntas cerradas suelen ser útiles para obtener información precisa y específica sobre aspectos concretos del paciente o situación.

También pueden ser útiles para confirmar o descartar una hipótesis de trabajo previa.

Algunos ejemplos de preguntas cerradas que se pueden hacer durante una entrevista clínica son:

  • ¿Ha experimentado fiebre en los últimos días?
  • ¿Ha tomado algún medicamento para el dolor en las últimas 24 horas?
  • ¿Tiene algún antecedente de enfermedad cardiovascular?
  • ¿Ha tenido algún episodio de desmayo reciente?

Es importante tener en cuenta que aunque las preguntas cerradas son útiles para obtener información específica y precisa, también pueden limitar la respuesta del paciente y no permitir que se exprese con libertad.

Por lo tanto, es importante equilibrar el uso de preguntas abiertas y cerradas durante la entrevista clínica para obtener una visión completa y detallada de la situación del paciente.

Otros tipos de preguntas

Además de las preguntas abiertas y cerradas, existen otros tipos de preguntas que se pueden hacer durante la entrevista clínica, como por ejemplo:

  • Preguntas de opción múltiple: son preguntas que ofrecen varias opciones de respuesta para que el paciente escoja la que más se adapte a su situación.
  • Preguntas de sondeo: se utilizan para profundizar en un tema en particular y obtener más información sobre la situación del paciente.
  • Preguntas reflejas: son preguntas que buscan reflejar los sentimientos o pensamientos del paciente, para demostrar empatía y validar su experiencia.
  • Preguntas clarificadoras: se utilizan para aclarar la información proporcionada por el paciente y asegurarse de que se ha entendido correctamente.
  • Preguntas de resumen: se utilizan para resumir lo que el paciente ha dicho, de manera que se tenga una idea global de su situación y se puedan detectar posibles contradicciones o errores.

7. Habilidades de un buen entrevistador

  • Escucha activa: La capacidad de escuchar al paciente de manera activa y sin interrupciones, prestando atención tanto a lo que se dice como a lo que no se dice.
  • Empatía: La habilidad de ponerse en el lugar del paciente, entender su situación y sus sentimientos.
  • Comunicación efectiva: La capacidad de comunicarse de manera clara y efectiva, utilizando un lenguaje sencillo y evitando el uso de jerga médica.
  • Calidez: El entrevistador debe transmitir un ambiente de confianza, cercanía y amabilidad hacia el paciente, para que se sienta cómodo y seguro en la entrevista.
  • Tolerancia: El entrevistador debe ser capaz de aceptar las opiniones y creencias del paciente, aunque no coincidan con las propias, sin juzgar ni criticar, lo que favorece la comunicación efectiva y la empatía.
  • Flexibilidad: La habilidad de adaptarse a las necesidades del paciente y modificar el enfoque de la entrevista según sea necesario.
  • Habilidad para formular preguntas: La habilidad de formular preguntas claras, concisas y relevantes, tanto abiertas como cerradas.
  • Habilidad para mantener el control: La habilidad de mantener el control de la entrevista sin interrumpir o dominar la conversación.
  • Conocimiento técnico:  El conocimiento de los procedimientos y técnicas necesarios para realizar una entrevista efectiva.
  • Paciencia: La habilidad de tener paciencia con el paciente y permitirle que exprese sus preocupaciones y preguntas sin sentirse apresurado.
  • Respeto: El respeto hacia el paciente, su cultura y sus valores, lo que ayuda a establecer una relación de confianza.
  • Capacidad de síntesis: La habilidad de resumir la información recopilada durante la entrevista y presentarla de manera clara y concisa.
Entrevista clínica
Otras taxonomías diagnósticas

Conoce algunas de las taxonomías diagnósticas más destacadas, analizando sus características principales y resaltando cómo enriquecen y amplían la perspectiva de la NANDA al abordar otros aspectos de la atención de enfermería.

Diagnósticos de Enfermería NANDA

En este artículo, veremos cómo los diagnósticos de enfermería NANDA son herramientas vitales para los profesionales de la salud y como ayudan a elaborar los planes adecuados de los pacientes. También los 7 ejes diagnósticos.

Formato PES en Enfermería

El formato PES en enfermería, creado por Marjory Gordon es una estructura que facilita la elaboración de diagnósticos según la NANDA y que ayuda a los profesionales sanitarios a comprender y abordar problemas de salud.

Tipos de Diagnósticos de Enfermería

En este artículo, veremos los Tipos de Diagnósticos de Enfermería, revelando cómo estos nos ayudan a comprender mejor las necesidades de los pacientes y mejorar la atención de manera práctica y sencilla.

Dominios y Clases NANDA

Descubre cómo se entrelazan con los Diagnósticos de Enfermería de la NANDA con los Dominios y Clases. En este artículo, veremos la relación vital entre estos elementos, proporcionando una visión clara y esencial para la práctica clínica.

Diagnósticos asociados a Patrones Funcionales

Descubre cómo la metodología de Marjory Gordon en enfermería facilita diagnósticos precisos asociados a Patrones Funcionales de Salud. Una guía esencial para una atención más personalizada y efectiva.

Entrevista por Patrones Funcionales

En este artículo, veremos la esencia de la entrevista por Patrones Funcionales en enfermería, que nos muestra cómo esta técnica es clave para proporcionar un cuidado integral y personalizado a cada paciente.

Valoración de Patrones Funcionales

Descubre como la valoración de enfermería por patrones funcionales aporta un enfoque integral, transformando la atención de pacientes. Detallaremos la valoración de cada uno de los 11 patrones para una comprensión completa de su salud.

Marjory Gordon

Explora la influencia de Marjory Gordon en la enfermería moderna, descubriendo su teoría de los 11 Patrones Funcionales de Salud y cómo ha dejado una huella importante en la práctica actual.

Diagnósticos NANDA asociados a Necesidades básicas Humanas

Descubre cómo la integración de los diagnósticos de la NANDA potencia la aplicación práctica de las 14 necesidades básicas de Virginia Henderson, brindando una perspectiva única y más efectiva en el cuidado enfermero.

¡Mantente actualizado!

Regístrate para recibir nuestro boletín de forma gratuita y mantente informado sobre los últimos eventos, cursos y novedades en el mundo de la enfermería

Gracias por suscribirte al boletín. ¡Te mantendremos al día de todas nuestras actividades!