Metodología Enfermera

Las actividades se pueden clasificar en tres grupos:

–          Actividades autónomas, las que están dentro del diagnóstico y del tratamiento de enfermería.

–          Actividades derivadas, las que se realizan a demanda de otros profesionales.

–          Actividades de soporte, las orientadas a facilitar la labor asistencial.

Protocolizar las técnicas y las actividades de enfermería nos resultará de interés para unificar aquellos criterios de actuación que nos servirán de base en el momento de desarrollar los Planes de Cuidado.

Hay que tener en cuenta una serie de consideraciones antes de comenzar a elaborar un Plan de Cuidados.

1.- Determinar el grupo sobre el que se va a realizar el plan de cuidados.

–          Que los cuidados de enfermería sean homogéneos.

–          Estancias hospitalarias semejantes.

2.- Elegir un Modelo de Enfermería

3.- Tener en cuenta todas las complicaciones potenciales y reales.

4.- Enunciar los problemas como diagnósticos y utilizar la nomenclatura NANDA.

5.- Definir objetivos en función de los problemas detectados.

6.- Elegir los cuidados de enfermería, como actividades concretas.

7.- Determinar los criterios de evaluación de los resultados.

Bookmark the permalink.

Comments are closed.